¡Santas fiestas de Navidad y Epifanía!

«Hemos visto salir su estrella 
y venimos a presentar al Señor nuestro homenaje» 
(Mt 2,2)
 
¡Es Navidad! El Señor nos viene a visitar, un año más. 
Trae consigo todos los dones de la divinidad 
para unirlos a nuestra humanidad caída y débil, 
y redimirla, así, con su inmensa misericordia, 
y elevarla hasta la inmortalidad. 
¡Jesús, el Salvador, es nuestra esperanza! 
Todos podemos acercarnos a Él para sentir 
el calor de su amor y su perdón 
que nos curan y nos llenan de luz. 
 
«Hemos visto salir su estrella»
Nacido de Santa María Virgen, toda de Dios,
por obra y gracia del Espíritu Santo,
hecho hombre como nosotros,
es la Luz del Padre Creador y Señor,
que sale para que todos la podamos contemplar.
 
Fue acogido con mucho amor,
por María y José, mientras otros no lo recibieron;
ya que para Él, no hubo lugar en la posada.
Pero fue reconocido por los pastores,
en nombre de los pequeños, de los pobres y los que no cuentan
pero anhelan el Reino de Dios;
y fue buscado, encontrado y adorado por los Reyes Magos,
en nombre de todos los pueblos llamados a la fe,
guiados por la luz de la razón y de los sentimientos espirituales,
hasta descubrirlo presente en el regazo de una Madre.
 
«Venimos a presentar al Señor nuestro homenaje»
Vayamos deprisa al encuentro del Señor,
para ofrecerle nuestro homenaje, lleno de amor;
para ofrecernos a nosotros mismos,
mejor que cosas, oro, incienso o mirra ...
Él espera nuestras vidas. ¡Lo espera todo!
Entreguémosle todo lo que somos y tenemos,
entreguémonos a los hermanos y hagamos la paz con todos,
ya que Él habita en el pobre y en el hermano,
y así seremos luminosos y portadores de paz y alegría.
 
¡Santa Navidad a todas las familias de la Diócesis!