Presentación del libro "Els frontals d’altar romànics de la Cerdanya"

El jueves 29 de diciembre, por la noche, en la Capilla de la Virgen de Gracia de Puigcerdà (Cerdanya) tuvo lugar la presentación del libro Els frontals d’altar romànics de la Cerdanya del autor Sr. Alfred Pérez-Bastardas. Participó en el acto Mons. Joan-Enric Vives, arzobispo de Urgell que ha escrito el prólogo del libro. La presentación corrió a cargo del Hb. Sr. Joaquim Nadal, Director del Instituto Catalán de Investigación en el Patrimonio Cultural; del Alcalde de Puigcerdà, Ilmo. Sr. Albert Piñeira y del mismo autor del libro. Al acto de presentación asistió la delegada de Patrimonio del Obispado de Urgell, Sra. Clara Arbués y el Rector de la Parroquia de Puigcerdà, Mn. Josep Grau, así como el Ilmo. Sr. Alcalde de Bolvir y el Secretario del obispado de Urgell Mn. David Codina y un público numeroso interesado.

El libro en un formato apaisado recupera la mejor tradición de los libros sobre frontales de altar que se habían publicado con anterioridad y que partían sólo los fondos de los Museos de Cataluña. Es el caso del libro de Joaquín Folch Torres, director general de los Museos de Arte, Frontals romànics catalans del Museu d'Art de Catalunya (1934), con una breve introducción, un comentario para cada frontal, y las láminas en color con reproducción de los frontales. O, también, el dedicado a Frontales románicos, diez años más tarde, publicado por el Ayuntamiento de Barcelona, ​​Museo de Bellas Artes, Sección de Arte antiguo, publicación de la Junta de Museos (1944).

Un enfoque diferente es lo que Pérez-Bastardas nos presenta ya que aporta todos los frontales conocidos de las iglesias de la Cerdanya, estén donde estén actualmente. Ya que el MNAC hay 6 (Baltarga, Bolvir, Gréixer, Mosoll, Soriguerola y La Seu d'Urgell que se incorpora por afinidades estilísticas); 1 a Angostrina procedente iris de Envalls; 1 de Guils en el Museo del Prado; 1 de Martinet en el Worcester Museum en Massachussets; 1 de Santa Eugenia de Saga en el Museo de artes décoratifs de París; 1 de Sallagosa que se conserva en el Centro de Arte Sagrado de Isla de Tet, y el frontal de San Esteban de la Tour de Carol que se conserva en San Martín de Iravals.

Los frontales de altar se realizaban en tallas de madera policromada o esculpida para las pequeñas iglesias rurales pero con materiales preciosos como oro, plata o marfil con esmaltes y piedras preciosas incrustadas en el caso de monasterios e iglesias.