Jornadas de Teología de Urgell: "Pensar y hablar de Dios en el siglo XXI". Dr. Pablo d'Ors (1)

Mons. Joan Enric Vives inauguró el miércoles 30 de agosto las Jornadas de Teología de la diócesis de Urgell, que han acogido este año cerca de 200 personas en la sala Sant Domènec de La Seu d'Urgell, bajo el lema "Pensar y hablar de Dios en el siglo XX " y que tenían lugar los días 30 y 31 de agosto.

Las jornadas, organizadas por la Delegación de Enseñanza del Obispado de Urgell, llevaron el Rv. Dr. Pablo d'Ors, Consultor del Pontificio Consejo de la Cultura, y el Dr. Francesc Torralba, también Consultor del mismo Pontificio, y Director de la Cátedra de Pensamiento Cristiano del Obispado, a hablar de Dios como el puntal de nuestra fe desde dos puntos de vista diferentes: "Pensar y hablar de Dios en el siglo XXI".

Asistieron al acto el Síndic del Principado de Andorra, M. I. Sr. Vicenç Mateu, el Vicario General, Mn. Ignasi Navarri, el Vicario de Pastoral, Mn. Antoni Elvira, el Arcipreste de los Valles de Andorra, Mn. Ramon Sàrries, el Secretario General Mn. David Codina, y numerosos sacerdotes de la diócesis, además de los profesores y maestros de religión, catequistas, laicos comprometidos y estudiantes de la DECA, en Andorra.

El Arzobispo de Urgell abrió las jornadas agradeciendo la gran asistencia a estas ya tradicionales jornadas, y haciendo hincapié en la tarea que supone para los catequistas, maestros y profesores de religión y para los sacerdotes estar al lado de todas las personas, utilizando los diversos lenguajes a su alcance para llegar a cada una de ellas, sin prejuicios y atendiendo las diversas sensibilidades. Y remarcó que lo importante atreverse  a ser buscadores de Dios y atreverse a decir una palabra clarificadora sobre nuestra fe en Dios. Las ponencias de Pablo d'Ors y Francesc Torralba se referirán a estos lenguajes y las dificultades culturales con que se debe contar a la hora de elaborar un discurso creíble y razonable sobre Dios, de transmitir el misterio de la relación con Dios, en un mundo que cambia y que exige cada vez más atención de la Iglesia.

El sacerdote y escritor madrileño Pablo d'Ors, doctor en filosofía y teología, fundador de los "Amigos del desierto", comenzó su ponencia hablando del silencio interior como camino desde el que hablar con Dios, a través de la práctica contemplativa y del silencio y la meditación, así como la quietud. Habló primero del beato Charles de Foucauld y su concepto de desierto, como una metáfora del silencio interior y del viaje espiritual de las personas, tratando a fondo la cuestión de la asimilación e integración del fracaso como una experiencia para observar la parte brillante y luminosa del amor de Dios por nosotros y de nuestro propio amor. También habló del monacato secular, una forma de hacer mirada al mundo desde la tarea cotidiana: sentir y hacer la espiritualidad arraigados en los hechos de cada día, lo que él llamó el papel del monje laico. En este sentido habló de Thomas Merton y de sus enseñanzas, filosofía, espiritualidad y profetismo.

También profundizó largamente en las enseñanzas de su maestro espiritual, el jesuita húngaro Franz Jalics, hablando de la redención de la conciencia. Sobre estas enseñanzas, señaló que no debemos "resolver" asuntos sino "redimir" estos asuntos. Abrazar el dolor y el error, la parte oscura, "porque entonces cambia de signo, y lo que es oscuridad pasa a ser luz. Esto es lo que estamos llamados a hacer con nosotros mismos, porque si no nos amamos, no podemos amar a los demás". Para d'Ors nadie puede dar lo que no tiene: es también un aprendizaje porque nadie nos ha enseñado a amarnos a nosotros mismos. Pero "el ser humano es un ser de luz y de sombras: tenemos un pecado original, pero también tenemos luz".

Para el ponente, la meditación es la herramienta que ayuda a diluir y a vivir la redención de la conciencia: "meditar es eso: estar en tu palabra, estar en la respiración". Dio tres ámbitos de trabajo: tener percepción de la naturaleza y frecuentarla; mirar de manera reactiva, no fijamente, sino de manera abierta; y finalmente también tuvo una aceptación del vacío, ya que la pobreza es la aceptación de la riqueza. La última condición es la disposición al sufrimiento: "si no estamos dispuesto a sufrir por amor no estamos dispuestos a vivir". Hay que estar dispuesto a pasar por la zona oscura antes de entrar en el círculo de luz.

Tras las ponencias del sacerdote y escritor Pablo d'Ors, se celebró la misa, que fue presidida por Mons. Joan-Enric Vives, en la que entregó la Misión Canónica a los maestros y profesores de religión de la diócesis.

El jueves día 31 de agosto, el Dr. Francesc Torralba, hablará de las actitudes frente al misterio de Dios, y de la afirmación de Dios como una opción razonable. Las jornadas comenzarán de nuevo a las 10:30 de la mañana y terminarán a las 18:00 h.