Ordenación de los dos nuevos Obispos auxiliares de Barcelona

El día 9 de septiembre en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona tuvo lugar la solemne y emotiva ordenación episcopal de los nuevos dos Obispos auxiliares de Barcelona, ​​Mons. Sergi Gordo Rodrígues, que era Canciller Secretario de la Archidiócesis de Barcelona, ​​y de Mons. Antoni Vadell Ferrer, que era Vicario episcopal para la evangelización de la Diócesis de Mallorca. Presidió la ordenación el Cardenal Arzobispo de Barcelona, ​​y asistieron el Nuncio en España y Andorra, el Arzobispo Prefecto de la Doctrina de la fe, Mons. Ladaria, los Obispos de Cataluña encabezados por el Arzobispo de Tarragona, así como el Cardenal Arzobispo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, el Arzobispo Castrense y el Arzobispo de Tours, con otros Obispos presentes, muchos sacerdotes y diáconos, y una gran cantidad de fieles que llenaba el templo.

Las Autoridades civiles estaban presididas por el Vicepresidente de la Generalitat y la Consejera de Gobernación. También la Junta del Patronato de la Sda. Familia, una gran presencia de fieles mallorquines y los familiares de los dos nuevos Obispos auxiliares.

El Cardenal Omella les recordó las exigencia de su ministerio en el momento actual de Iglesia misionera, y remarcó que los dos obispos han elegido el motivo de la alegría en sus lemas, como contenido esencial del servicio totalizando por la difusión de la Evangelio.

Fotos: CatalunyaReligió