Se inaugura la restauración de la iglesia de Sant Serni de Meranges, en la Cerdanya

Mons. Joan-Enric Vives, Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, presidió el jueves 29 de octubre, el acto de inauguración de las obras de restauración de la iglesia de Sant Serni de Meranges, junto con el Director territorial en Cataluña de CaixaBank, Sr. Jaume Masana; el alcalde de Meranges, Ilmo Sr. Esteve Avellanet y la Subdirectora General del Patrimonio Paleontológico, Arqueológico y Arquitectónico del departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña, Ilma. Sra. Elsa Ibar.
La restauración se enmarca en el Programa Románico Abierto, que tiene como objetivo impulsar la restauración y conservación de este importante legado patrimonial, y ha sido posible gracias al acuerdo entre el departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, la obra Social "la Caixa" y el Obispado de Urgell. Ha permitido poner al descubierto unas pinturas murales de estilo barroco, fechadas en 1728, así como hacer importantes mejoras de acondicionamiento en el interior del edificio.

La iglesia de San Serni de Meranges, declarada Bien Cultural de Interés Nacional por sus valores patrimoniales, es un edificio de origen románico del siglo XII, del que quedan el ábside y la portada. Fue muy transformado durante los siglos XVII-XVIII, con la aparición de capillas laterales, el campanario y el alargamiento de la nave. Con anterioridad a estas transformaciones, y respondiendo a necesidades defensivas, se sobrepuso un cuerpo a la superior de la iglesia.
Las obras de restauración de la iglesia de San Serni de Meranges, con una dotación de 130.000 €, se han llevado a cabo de acuerdo con el convenio específico establecido entre las dos instituciones antes mencionadas y el Obispado de Urgell, propietario del monumento.

Obras de restauración

Las actuaciones realizadas en la iglesia de San Serni se han llevado a cabo según proyecto, dirección y supervisión de arquitectos del Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura y ha contado con la colaboración del Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña por los trabajos efectuados en las pinturas murales. El proyecto de restauración ha tenido en cuenta tanto el exterior como el interior del monumento. La actuación ha permitido intervenir para paliar las problemáticas más graves, como eran las humedades y la degradación de los paramentos, así como adecuar la iglesia para el buen funcionamiento y, a la vez, conservar y poner de relieve el patrimonio arquitectónico y artístico. En concreto, en el exterior se ha realizado un drenaje perimetral y se ha mejorado la evacuación de aguas para reconducirlas a la red de alcantarillado existente. Se han reintegrado y consolidado los paramentos del ábside y se han llevado a cabo arreglos puntuales en las cubiertas. En el interior, en el que no se intervenía desde la década de los setenta, se ha podido actuar casi de forma integral.

En este sentido, se ha sustituido el pavimento de madera con un sistema que facilita la ventilación del interior de la iglesia mediante pequeñas separaciones entre las piezas y la subestructura de debajo. Esta ventilación, necesaria para el confort, también se ha favorecido mediante la sustitución de los cierres existentes por unos nuevos que la hacen posible. Al cierre del óculo, que se ha hecho nuevo, se ha incorporado un mecanismo que permite su apertura manual. También se ha sustituido el cancel de entrada por uno nuevo, cuya configuración permite una visión del interior de la iglesia.
La actuación también ha previsto ordenar las pilas de piedra y resituar las imágenes expuestas mediante nuevas peanas. También se ha sustituido la megafonía y la iluminación interior creando un nivel lumínico homogéneo dentro de la iglesia.

Los paramentos de la iglesia se han saneado y consolidado eliminando morteros inadecuados, sustituyéndolos por morteros de cal y recuperando los revestimientos. Durante los trabajos de restauración se han puesto al descubierto a la vuelta de la iglesia unas pinturas murales de estilo barroco, fechadas en 1728. Para la cronología señalada y la calidad pictórica del conjunto se podría remitir a un autor de estilo similar el del artista de la iglesia de San Clemente de Talltorta -estas pinturas aún no se han estudiado-. Durante la intervención se han podido consolidar la totalidad las pinturas, -solo han dejado unas calas abiertas como muestra de lo que se conserva- a la espera de que más adelante, se puedan restaurar.

Aunque la actuación en la Iglesia de San Serni de Meranges ha permitido actuar en gran parte del monumento, quedarán pendientes de restaurar las pinturas barrocas y las fachadas exteriores así como el pórtico de acceso y la portada románica.

Programa Románico Abierto

Las obras se enmarcan en el Programa Románico Abierto, impulsado conjuntamente por la Generalitat de Cataluña y la Obra Social "la Caixa", una línea de actuación iniciada por ambas entidades para la conservación del patrimonio arquitectónico catalán. La iniciativa se puso en marcha en 2008 y ha contado con una inversión de 18 millones de euros a cargo de "la Caixa" para llevar a cabo acciones dirigidas a la restauración y mejora de monumentos y elementos románicos, y a la difusión de estos bienes patrimoniales.

El programa ha permitido impulsar 79 actuaciones en monumentos y elementos del patrimonio románico catalán. Las acciones que se realizan incluyen, además de trabajos de restauración y conservación, intervenciones arqueológicas, de saneamiento, señalización y adaptación a personas con dificultades de movilidad.