Confirmaciones en Tremp

El domingo 12 de noviembre, el Arzobispo de Urgell presidió la Eucaristía dominical en la Parroquia de la Virgen de Valldeflors de Tremp y administró el sacramento de la Confirmación a 15 jóvenes. Estaba acompañado por el Arcipreste y rector Mn. Joan Antoni Mateo, y el Secretario general del Obispado Mn. David Codina. También celebraban el cincuentenario exacto de su boda los esposos Joan y Roser acompañados de su familia.

El Arzobispo destacó en la homilía que Cristo es la luz y nosotros tenemos que ser también luz del mundo, y esta luz es el aceite del que habla la parábola de las diez vírgenes sensatas y las necias, que no pretende aleccionar sobre la solidaridad y ayuda mutua, sino sobre la responsabilidad de cada persona para amar y servir. Dios es amor, y Él es la luz. Amando, iluminamos el mundo. Necesitamos del Espíritu Santo que recibimos por el bautismo y la confirmación para que nuestras vidas sean luminosas y llenas del amor de Dios. Esta es la auténtica sabiduría, que no consiste en saber muchas cosas, sino a entrar en el dinamismo del amor de Dios, y crecer a lo largo de toda la vida en amor y servicio.

Al final de la Eucaristía besaron la sagrada imagen de la Virgen de Valldeflors, tan venerada en Tremp, y el Arzobispo regaló a los jóvenes un ejemplar del Nuevo Testamento para que la Palabra de Dios sea siempre el alimento de su fe y unión con Jesús.