Mn. Rossend Roca descansa en la Paz de Cristo

El día 16 de octubre murió Mn. Rossend Roca Jaumot los 86 años de edad y 60 de ministerio presbiteral. La misa exequial tuvo lugar el viernes día 19 de octubre en la S.E. Catedral Basílica de Sta. María de Urgell, en La Seu d'Urgell, presidida por el Arzobispo Joan-Enric y concelebrada por un gran número de sacerdotes de Urgell así como fieles de las Parroquias que él sirvió, que llenaban la Catedral.

En su homilía el Arzobispo Joan-Enric glosó el sentido del Misterio Pascual de Jesucristo, que con su muerte redentora, llena de confianza en las manos del Padre, dio salvación a toda la humanidad y con su Resurrección gloriosa abrió las puertas de la inmortalidad para todos los que creen en Él. También glosó cómo todo sacerdote es siempre un portador de un ministerio de gracia que va entregando a lo largo de su vida en el ejercicio de la caridad pastoral. Mons. Vives agradeció la presencia de tantos fieles que llenaban la Catedral Basílica de Santa María y subrayó cómo los cristianos creemos en la permanencia del alma espiritual más allá de la muerte corporal. El alma de todo bautizado es inmortal y eterna porque por el Bautismo ha sido incorporado a Jesucristo y hay que huir de toda tentación de creer en otras doctrinas como la reencarnación o el ateísmo y el nihilismo. Finalmente pidió por el sacerdote fallecido, como por todos los bautizados, la misericordia y la piedad de Dios. Y remarcó la sencilla y solemne oración que siempre decimos, y él dijo para los hermanos que enterró, "Señor ten piedad!".

Al inicio de la celebración del Arcipreste de Alt Urgell, Mn. Xavier Parés, como es costumbre en la Diócesis, leyó el recorrido pastoral de la vida entregada de Mn. Rossend Roca que fue este:
 

Mn. Rossend Roca Jaumot nació el Pla de Sant Tirs el día 20 de abril de 1932. Cursó los estudios de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano de Urgell, y fue ordenado sacerdote el 24 de noviembre de 1957.

Estrenó su ministerio sacerdotal como Vicario de La Pobla de Segur donde sirvió pastoralmente hasta que en 1959 fue nombrado Vicario de la Parroquia de Artesa de Segre.

En 1960 el Sr. Obispo le nombró Ecónomo de Asnurri y Encargado de Cívis, Ars y Argolell. Al cabo de dos años, en 1962, pasó a ser Ecónomo de Gósol y Encargado de Josa de Cadí y a los seis años fue enviado de Ecónomo en Peramola y Encargado de Cortiuda y Sta. Lucía de Tragó.

En 1970 se traslada a la zona del Batllia-Baridá donde ejercerá largamente su ministerio sacerdotal. Fue nombrado Ecónomo de las Parroquias de Martinet, Estana, Montellà del Cadí y Víllec, a las que, a los dos años, se añadirán las de Lles de Cerdanya, Músser, Arànser y Viliella. En 1983 fue nombrado Ecónomo de Bellver de Cerdanya, Baltarga, Coborriu, Pi, Piedra-Bor, Río, Santa Eugenia y Prats-Sansor. Y al cabo de dos años, en 1985, pasó a ser Rector de las Parroquias de Bellver de Cerdanya, Prullans, Talltendre y Èller-Cortàs. Además, ese mismo año, el Sr. Obispo lo nombra miembro del Consejo Diocesano para los Asuntos Económicos de la Diócesis, servicio que llevará a cabo durante dieciocho años hasta 2003.

En 1995 fue nombrado Rector de Oliana y de los pueblos vecinos de La Valldan, Les Anoves, Tiurana y Castellnou de Bassella, pueblos que servirá durante 12 años hasta el año 2007 cuando pasará a vivir en La Seu d'Urgell y será Administrador parroquial de Anserall, Estamariu, Bescaran y Bar, pueblos que sirvió hasta que el año 2018 se jubilará canónicamente de todos sus servicios pastorales residiendo en la Residencia del Seminario diocesano de Urgell. Precisamente el pasado 2 de septiembre la parroquia de Sant Sadurní de Anserall y los pueblos de Les Valls de Valira le ofrecieron un sentido homenaje de agradecimiento y reconocimiento por su dedicación pastoral.

Ha descansado en la paz del Señor el día 16 de octubre de 2018 en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida. En el cielo esté!