Jornada de la Sagrada Familia

El domingo 30 de diciembre, domingo en la Octava de Navidad, se celebró la Fiesta litúrgica de La Sagrada Familia: Jesús, María y José y la Jornada de la Sagrada Familia.

Esta es una fiesta que se vive con intensidad en La Seu d'Urgell, donde las Religiosas de la Sda. Familia de Urgell, cerca del sepulcro de la beata Ana Mª Janer, celebraron en ese día un gozoso encuentro de las Comunidades de La Seu y Andorra, y la Eucaristía de acción de gracias, en la que es tradición que las Hermanas de la Sda. Familia de Urgell renueven sus votos y hagan ofrenda perenne al Señor de su vida consagrada. Dentro la Eucaristía se rezó un año más por las familias de la Diócesis en manos de Jesús, María y José. Este año, la Eucaristía fue presidida por Mn. Manuel Pal. Estuvieron presentes también las Vírgenes consagradas de la Diócesis, Cristina Ribot y Anahí Biorci.

La homilía estuvo centrada en las lecturas del día con un mensaje de convivencia y hermandad en el estilo de la Sagrada Familia de Nazaret. Un camino que tenemos que hacer cada día, buscando la paz, la serenidad, la mutua comprensión, las buenas relaciones, el perdón, haciendo un verdadero hogar de hermanos y hermanas, una verdadera familia donde todos buscan cómo agradar unos a otros, aceptando las desigualdades y diferencias, integrándolo todo como riqueza que nos ayuda a crecer y avanzar en el camino de la fraternidad, teniendo especial cuidado de los más débiles, los mayores.

Las Hermanas de la Sda. Familia de Urgell hicieron esta hermosa oración de renovación de los votos en el ofertorio:

"Jo, renovo la meva consagració a Déu en l'Església,
i el meu compromís de seguir Jesucrist
vivint els vots de Castedat, Pobresa i Obediència,
segons les Constitucions de l'Institut de Germanes
de la Sagrada Família d'Urgell.

Confio en la gràcia de Déu,
que demano per intercessió de la Sagrada Família,
i en l'ajut de les meves germanes,
per ser fidel a la meva consagració."


Al final de la Misa, se proclamó esta oración de abandono propuesta para la Jornada de la Vida, de Charles de Foucauld:

Pare, m’ abandono a vós;
feu de mi tot el que us plagui,
feu-ne el que en feu, us en dono gràcies.
Estic disposat a tot, tot ho accepto;
mentre que es faci en mi la vostra voluntat
i en totes les vostres criatures;
res més no desitjo, Déu meu.
Poso la meva ànima a les vostres mans,
us la dono, amb tot l’ amor del meu cor,
perquè us estimo
i m’ és una fretura d’ amor donar-me a vós,
lliurar-me a les vostres mans,
sense reserva, amb confiança infinita,
puix que sou el meu Pare.

Terminada la Eucaristía tuvo lugar una comida de hermandad en la misma Residencia.
Pensamos que estos encuentros y celebraciones nos hacen crecer como familia, como hijas de la Beata Ana María Janer, haciendo que su Carisma y su enamoramiento de Jesucristo se haga más vivo entre nosotros y con los demás.