Conferencia sobre la ideología de género en La Seu d'Urgell

El lunes 16 de abril en el Casal Parroquial de La Seu d’Urgell tuvo lugar la 1ª de las catequesis pascuales programadas por la Parroquia de St. Ot.

La conferencia fue pronunciada por Mn. César Alzola, presbítero del Obispado de Alcalá de Henares, licenciado en matrimonio y familia por la Universidad Lateranense de Roma, con el tema "El cristianismo ante la ideología de género". Asistieron los Vicarios Generales de la Diócesis, Mn. Ignasi Navarri y Mn. Josep Maria Mauri y una buena cantidad de fieles.

El profesor Alzola presentó a los fieles una definición de lo que hoy se conoce como "ideología de género" que defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer son construcciones culturales, independientes del sexo. Por esta ideología, el determinante es el género (gender), que cada uno escoge libremente y lo puede cambiar cuando quiere, ya que aunque existe el sexo biológico, este no es determinante ni en la vida ni en la personalidad.

Mn. Alzola destacó cómo este es un desafío para la Iglesia de hoy y cómo los Santos Padres San Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Papa Francisco, han advertido de los peligros de esta ideología de género. Se quiere eliminar la importacia de la ley moral inscrita en la naturaleza humana y eliminar la diferencia entre hombre y mujer, masculinidad y femeninitat. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativos que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer.

La falacia profunda de esta teoría y de la revolución antropológica que se esconde es evidente: el hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y cree que es él mismo quien lo ha de crear. Esto contradice el relato bíblico de la creación del Génesis donde Dios nos crea como hombres o mujeres y esto pertenece a la esencia del ser criaturas humanas. Esta dualidad es esencial para el ser humano.

El profesor Alzola destacó la necesidad de que los cristianos fuéramos testigos de la auténtica antropología cristiana con el testimonio de vida a la propia familia y también educando a los jóvenes en la necesidad de aceptar el principio de realidad y de vivir la fe y los límites de la existencia humana con un sentido profundo de sacrificio y oblación a Dios.

Un diálogo con el profesor entre los asistentes cerró esta primera conferencia Pascual.