Encuentro con jóvenes de la Cerdanya en Bolvir

Por 8ª vez el día 16 de agosto tuvo lugar el encuentro de jóvenes de la Cerdanya con el Arzobispo de Urgell Joan-Enric en el Santuario de la Nuestra Señora del Remedio, en Bolvir (Cerdanya). El encuentro permite a los jóvenes de ESO, Bachillerato y universitarios, mantener una larga velada con el Arzobispo y compartir un largo espacio de oración, diálogo y profundización en la fe.

El acto central fue la celebración de la Eucaristía presidida por el Arzobispo y concelebrada por el Rector de Bolvir, Mn. Xavier Parés y por Mn. David Codina.

En su homilía el Arzobispo glosó las lecturas proclamadas en ese día donde Jesús insiste en el mandamiento del perdón (Mt 18,21) cuando Pedro le pregunta: "Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano el mal que m 'habrá hecho? Hasta siete veces?»Y Jesús le responde:«No te digo hasta siete veces, sino setenta veces siete». El Arzobispo animó a los jóvenes bien especialmente a cultivar su amistad con Jesús de una forma muy personal y les presentó algunos caminos para hacerlo: la lectura asidua y diaria del Evangelio; la asistencia frecuente a la Eucaristía; la demanda de la reconciliación a través del sacramento del perdón; llevar una vida sobria que les permita ser capaces de llevar a cabo pequeños desprendimientos para entrenarse a librarse del todo; vivir con responsabilidad y eficiencia los propios compromisos de vida y de profesión, de estudio; el servicio generoso y desinteresado a la propia familia; y un compromiso de servicio y generosidad para con el mundo y los más necesitados.

Mons. Vives animó a los jóvenes a ser cristianos comprometidos en sus respectivos ambientes y a acercarse con delicadeza los pobres, los enfermos, los presos y los que sufren, siempre con la mirada que Dios tiene sobre cada una de estas personas. Sólo si somos conscientes de nuestro propio pecado y que todo lo que podemos hacer de bueno es fruto de la gracia y de la misericordia de Dios, podremos entender a quienes se han alejado por diversas circunstancias del Señor.

Terminada la Eucaristía, los jóvenes se desplazaron al Centro social de Bolvir donde tuvo lugar una cena frugal compartiendo lo que llevaban los mismos jóvenes. A continuación tuvo lugar un diálogo abierto con el Arzobispo Joan-Enric donde los jóvenes expusieron espontáneamente sus preguntas e inquietudes. Profundizaron en el próximo Sínodo de jóvenes convocado por el Papa Francisco y en lo que la Iglesia pide a los jóvenes pero también en aquellas cosas que los jóvenes piden a la Iglesia para presentar mejor el mensaje de Jesús.

A medianoche con el rezo del Padrenuestro que el Arzobispo pidió que fuera especialmente una oración por la paz y la reconciliación teniendo presente las víctimas de los atentados ocurridos en Barcelona y Cambrils, cuando al día siguiente se cumplía un año de aquellos terribles hechos, cerró el encuentro gozoso y festivo.