Mensaje del Santo Padre para la cuaresma 2007

CIUDAD DEL VATICANO, 13 FEB 2007 (VIS).-Se ha publicado hoy el Mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma 2007. El texto, fechado el 21 de noviembre de 2006, lleva por título un versículo del Evangelio de San Juan: "Mirarán al que traspasaron". Sigue el documento íntegro:

"Mirarán al que traspasaron" (Jn 19,37). Éste es el tema bíblico que guía este año nuestra reflexión cuaresmal. La Cuaresma es un tiempo propicio para aprender a permanecer con María y Juan, el discípulo predilecto, junto a Aquel que en la Cruz consuma el sacrificio de su vida para toda la humanidad. Por tanto, con una atención más viva, dirijamos nuestra mirada, en este tiempo de penitencia y de oración, a Cristo crucificado que, muriendo en el Calvario, nos ha revelado plenamente el amor de Dios. En la Encíclica "Deus caritas est" he tratado con detenimiento el tema del amor, destacando sus dos formas fundamentales: el agapé y el eros.