Confirmaciones en Castellserà y Bellcaire d’Urgell

El domingo 15 de diciembre, III Domingo de Adviento, el Arzobispo de Urgell administró el sacramento de la Confirmación a 6 jóvenes de Castellserà y 1 de Bellmunt en la Parroquia de Sta. Magdalena de Castellserà y luego a 10 jóvenes de la Parroquia de la Virgen Asunta de Bellcaire d'Urgell.

Acompañado en ambas celebraciones por el Rector de la Parroquia, Mn. Ivan David Ayala, el Arzobispo de Urgell destacó cómo el III Domingo de Adviento es conocido en la Iglesia como el Domingo Gaudete, de la alegría que el Señor llega. El nombre le viene de la primera palabra del canto de entrada en latín propio de este domingo, excepto la carta a los Filipenses que dice: Gaudete semper in Domino. Significa: "Estad siempre alegres en el Señor; lo repito, estad alegres. El Señor está cerca" (Flp 4,4). La alegría para el cristiano, destacó Mons. Vives, no se identifica con el desenfreno del mundo, sino con la confianza de que a pesar de las dificultades y los problemas, Dios siempre nos ama y se ha hecho carne, uno de nosotros, para acompañarnos en la vida. Es por ello que el Arzobispo animó a los jóvenes confirmandos a buscar siempre en su vida la presencia de Jesús tal como lo hizo San Juan Bautista, el precursor, que en aquel domingo pregunta a sus discípulos: ¿Qué salisteis a ver al desierto? Mons. Vives destacó cómo Jesús responde a los discípulos de Juan Bautista, no con un discurso teórico ni con muchas palabras, sino invitando a las personas a hacer experiencia personal de primera mano de lo que Jesús hace y vive, tal como él lo pide en el Evangelio de Juan: "Venid y lo veréis". Esto hace que los cristianos experimenten la alegría profunda de la fe que nos permite vivir las enfermedades, problemas y dificultades de la vida con una fuerza nueva ya que tenemos el Señor a nuestro lado. Finalmente, el Arzobispo exhortó a los jóvenes confirmandos a proseguir siempre en el camino de amistad que han aprendido en la catequesis y en la parroquia y exhortó a sus padres, abuelos y familiares a acompañar a los jóvenes y hacerlos participar de la vida parroquial en los grupos Txt de la Diócesis.

Las Eucaristías fueron solemnizadas respectivamente por la Coral parroquial de Castellserà y por la Coral Bellcant y Flor de Lli de Bellcaire d'Urgell.

Al final de la Misa, en ambas celebraciones, el Arzobispo regaló a los jóvenes confirmandos un Nuevo Testamento, animándoles a que cada día leyeran un pequeño fragmento para que pudieran amar y profundizar en la Palabra del Señor Jesús.