3er Encuentro de Cáritas Cataluña en Tarragona

Un numeroso grupo de voluntarios de la diócesis de Urgell participó el sábado 22 de octubre en el 3er Encuentro de Cáritas Cataluña, especialmente preparado por los miembros de Cáritas y los voluntarios. Se celebró en Tarragona, en el Teatro Auditorio Camp de Mart bajo el lema "Transformemos la sociedad desde la Misericordia". El Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives, junto con el Secretario General, Mn. David Codina estuvieron presentes, con el Delegado episcopal Mn. Jaume Mayoral, y el Director Sr. Josep Casanova, y trabajadores de Cáritas junto con los voluntarios.

A las 9:30 se inició la recepción de los participantes venidos de toda Cataluña y a las diez de la mañana comenzó la oración de inicio con Mn. Joan Àguila.

1.900 asistentes se encontraron en el Camp de Mart para vivir el encuentro. Tras la bienvenida institucional del Arzobispo de Tarragona y el de Barcelona, ​​la Presidenta de Cáritas Cataluña Sra. Carme Borbonès y el Director de Cáritas Tarragona Sr. Francesc Roig, se inició el tiempo para las ponencias, en el que participó el Sr. Imanol Zubero Beascoechea, sociólogo y profesor de la Universidad del País Vasco, que basó su propuesta en que la mirada de misericordia "es universal y es activa" y que "nos lleva a encargarnos de la realidad". Después Mn. Miquel Barbarà con una segunda aportación subrayó que "la misericordia no puede servir para adormecer las conciencias". "Cáritas tiene bastante claro que tenemos el deber de ser conscientes de las causas que provocan la pobreza. No tengais miedo de denunciar las injusticias".

El Mensaje del Encuentro fue proclamado al final de la Eucaristía por la Presidenta de Cáritas Cataluña Sra. Carme Borbonès. Este evento fue una oportunidad para la formación y para intercambiar experiencias; mejorar las actuaciones y profundizar en el compromiso de la transformación social a través de la acción de Cáritas. Todo enmarcado en el Año jubilar de la Misericordia.

Fueron muy seguidas las experiencias de Payasos sin Fronteras, una experiencia de trabajo solidario nacido en Cataluña, así como la construcción de castells, un taller que ha mostrado como "hacer piña" -en este caso física- lleva a la consecución de los objetivos. Después de la comida de hermandad y de las visitas a la ciudad programadas por la tarde, la jornada culminó con la Eucaristía, que fue presidida por el Arzobispo de Tarragona Mons. Jaume Pujol y concelebrada por los obispos de Cataluña, entre ellos, Mons. Joan-Enric Vives. El canto del Virolai al acabar puso el broche a una jornada muy vivida, que tendrá su continuidad en Lleida dentro de dos años.