Encuentro de los sacerdotes y diáconos ordenados o incardinados en los últimos diez años

Los días 19 y 20 de diciembre tuvieron lugar en la Casa de Espiritualidad del Santo Cristo de Balaguer y el Santuario de la Virgen de Refet las Jornadas de formación de los sacerdotes y diáconos ordenados o incardinados en los últimos diez años, acompañados por el Arzobispo de Urgell y los Vicarios Mn. Ignasi Navarri y Mn. Antoni Elvira.
El día 19 el Arzobispo presentó a los sacerdotes los puntos más importantes de la nueva Ratio Fundamentals Institution Sacerdotalis "El don de la vocación presbiteral" -el Plan de formación de los seminarios- Presentó los diversos capítulos, haciendo observaciones en lo más esencial y más nuevo, y de cara a los sacerdotes ya ordenados insiste en la necesidad de la formación permanente y continua de los sacerdotes que nunca se puede dar por terminada. En este sentido, el Arzobispo se alegró de estos encuentros instituidos ya desde hace años en la Diócesis y que permiten un clima de comunión y fraternidad sacerdotal que es un deseo de este documento nuevo del Papa para toda la Iglesia.
A continuación el Vicario General Mn. Ignasi Navarri presentó a los presbíteros la atención a los pueblos pequeños y las últimas iniciativas que en este sentido se han llevado a cabo en varias Diócesis de España que también, como la de Urgell, son rurales y viven el problema de la falta de vocaciones al ministerio ordenado. Mn. Ignasi insistió en la necesidad de atender a los pueblos y valorar a las personas e insistió en la necesidad de que los sacerdotes se ayuden mútuamente para animarse y apoyarse en este desgaste pastoral. A continuación, el diácono permanente Mn. Josep Montoya presentó su experiencia como diácono en la Vall Fosca, llevando una treintena de parroquias y animando la vida pastoral de un Valle que está muy poco poblado pero que es atendido pastoralmente de una forma periódica y misionera. Los sacerdotes reflexionaron juntos sobre la atención a los pueblos pequeños y cómo se podía pasar de una pastoral concentrada en el domingo a una pastoral que, sin despreciar el valor fundamental del Día del Señor, tuviera en cuenta los otros días de la semana para hacerse presente en los pueblos y ofrecer una presencia significativa: visitas a los enfermos, oraciones, romerías, peregrinaciones, etc.
Tras el rezo de Vísperas y la cena los sacerdotes compartieron juntos la visualización de una película, El Resucitado, con una breve reflexión introductoria de Mn. Pau Bellido y una reflexión posterior tras verla.
El día 20 después de la oración de Laudes los presbíteros se desplazaron hasta el Santuario de la Virgen de Refet, en Seró (Artesa de Segre) que acoge una pequeña comunidad de Hermanas Jerónimas. Allí la Hna. Maria Trinitat Cabrero presentó a los presbíteros la figura de San Jerónimo y la importancia del estudio y meditación de la Palabra de Dios. Para ello se valió de la exhortación apostólica del Papa Benedicto XVI Verbum Domini. Los sacerdotes concelebraron juntos la Eucaristía en el Santuario de la Virgen de Refet que fue presidida por el Vicario General Mn. Ignasi Navarri.
La oración común, la concelebración con el Obispo diocesano, y el fortalecimiento de la fraternidad sacerdotal hacen de estos días un momento importante en la vida presbiteral de Urgell.