Exequias de la Hnta. Mercedes Arnó de las Gnetas. de los Ancianos desamparados de La Seu

El día 29 de marzo en la Capilla de la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos desamparados de Aitona (Lleida), tuvieron lugar las exequias de la Hnta. Mercè Arnó, de 56 años, traspasada el domingo 27 a Lleida. Era una religiosa de la Comunidad de La Seu d'Urgell, muy querida por todos, alegre y entregada, que desde los 18 años había vivido ejemplarmente su consagración a Dios, en el servicio a los ancianos y a los pobres, según el carisma de la Congregación fundada por Sta. Teresa de Jesús Jornet, hija de Aitona, y patrona de la ancianidad.

Presidió la celebración el Arzobispo Joan-Enric Vives, con otros seis sacerdotes, entre ellos Mn. Ignasi Navarri, el Vicario general de Urgell y Rector de la Parroquia de San Odón de La Seu d'Urgell. La familia y muchas Hermanitas venidas desde toda su Provincia, con la Madre Provincial a la cabeza, rindieron su último adiós a la Hnta. Mercè y rogaron por su reposo eterno, llenas de duelo por su pérdida pero confiadas en su vida.

En la homilía el Arzobispo de Urgell destacó el mensaje de esperanza y de vida que la Palabra de Dios nos da, con el texto de la muerte confiada en manos del Padre y la Resurrección victoriosa de Cristo según el evangelista Lucas. Ya no buscamos entre los muertos a quien vive porque ha resucitado y ha abierto un camino de amor y esperanza que no morirá nunca más. Animó a hacer el camino de la vida con amor y humildad, sirviendo a todos los que tenemos cerca. La Hnta. Mercè escogió dar todo lo que poseía al Señor y así convertirse en instrumento de gracia y de amor para los ancianos a los que cuidaba con tanto amor. Y citó a Sta. Teresita de Lisieux cuando al morir decía: “Yo no muero, ¡yo entro en la Vida!”

Repose en paz esta virgen consagrada a Cristo y a los pobres, y que interceda por nosotros y por las vocaciones al servicio totalmente entregado y virginal.