Confirmaciones en Agramunt

El sábado 28 de mayo, Solemnidad de la Ascensión del Señor, el Arzobispo Joan-Enric administró el sacramento de la Confirmación a 12 jóvenes de la Parroquia de Nuestra Señora Asunta de Agramunt. Concelebraron con el Arzobispo, el Rector de la Parroquia y Arcipreste de Urgell Mitjà, Mn. Jaume Mayoral; Mn. Ramon Solé y Mn. David Codina. Acolitó al Hmà. Joaquín Cifuentes, cuya madre, Anna, murió esta semana, y el Arzobispo quiso tener un recuerdo por ella. El Coro parroquial se cuidó de los cantos.

En su homilía el Arzobispo animó a los jóvenes confirmandos a "mirar al cielo" y a saber despegar en su vida, viviendo según el Espíritu y con una actitud abierta y esperanzada, no cerrada ni pesimista, porque "este Jesús que ha sido llevado de entre vosotros hacia el cielo, volverá de la forma en que vosotros acabais de contemplar que se iba al cielo". Jesús asciende al cielo pero no nos abandona, no nos deja huérfanos, sino que nos da su Espíritu Santo y eso nos debe dar una alegría inmensa, que nada, ni nadie, puede quitarnos. A pesar de que con los dos últimos años de pandemia nos hemos dado cuenta de la vulnerabilidad y fragilidad de nuestra condición humana, el Espíritu Santo, nos impulsa a salir afuera con coraje, porque con Jesús y con el don de su Espíritu, saldremos adelante. No solos, ni con nuestras propias fuerzas, sino con su ayuda y consuelo. Animó a los jóvenes confirmandos a ser testigos de la resurrección de Cristo en sus ambientes y recordó cómo el Espíritu Santo que los jóvenes recibían en plenitud ese día reclamaba abrirse: "recibe el don del Espíritu Santo", recibir como una invitación que reclama apertura y disponibilidad.

Al final de la Eucaristía Mons. Vives regaló un Nuevo Testamento a los jóvenes confirmados, animándoles a leer cada día un pequeño fragmento.

El Arzobispo visitó en esta ocasión la Comunidad de 3 Hnas. RR. Hijas de Cristo Rey de Agramunt que ayudan en los servicios parroquiales, con la incorporación de la Hna. Francisca desde hace pocas semanas. Compartieron una cena con los sacerdotes.