Visita Pastoral a Les Avellanes, Santa Linya, Vilanova de La Sal y Tartareu

El sábado 2 de julio, el Arzobispo de Urgell Joan-Enric Vives, realizó una Visita Pastoral a los cuatro núcleos del Municipio de Les Avellanes y Santa Linya. Iba acompañado del Rector, Mn. Alfons Velásquez y el diácono adscrito Mn. Antoni Baldomà, y durante toda la jornada le acompañaron la Alcaldesa Ilma. Sra. Lídia Ber y los seis concejales del Municipio. También visitó la Comunidad de Hermanos Maristas del Monasterio de Les Avellanes, donde almorzaron.

A su llegada a Les Avellanes, Mons. Vives fue recibido por la Alcadesa y los Concejales y un buen grupo de fieles, y después de firmar en el libro de honor en la sede del Ayuntamiento, se dirigió a la iglesia de María Asunta donde celebró la Eucaristía, visitó después las calles más bonitas de la Villa y admiró la imagen de la Virgen del Remedio del s.XV que se guarda en la iglesia parroquial.

Después se encaminó a Santa Linya donde le esperaban un gran grupo de fieles que le enseñaron las obras más bonitas de la iglesia y la villa, y en especial le mostraron el tesoro de un copón y de un cáliz de oro del s. XVIII. Celebró la Eucaristía en la iglesia de María Asunta, donde acompañaron los cantos la coral parroquial que le cantó una pieza de bienvenida compuesta para la ocasión. Posteriormente visitó la Villa y también el taller de los artistas escultores-pintores Antoni Camarasa y Jordi Marcos.

Aquella misma mañana visitó el núcleo de Vilanova de La Sal donde muchos fieles se habían agrupado para recibirlo y celebrar juntos la Eucaristía. Le mostraron las obras de restauración realizadas y las que faltan por hacer.

Al mediodía tuvo un saludo en la Comunidad de Hermanos Maristas jubilados y quienes atienden en la Hospedería de Les Avellanes con su superior el Hno. Ramon Llansana en el antiguo monasterio de Sta. María de las Avellanas.

Ya por la tarde visitó Tartareu y celebró allí la Eucaristía, después de ser recibido en la plaza del pueblo, que conserva la casa del Señor y vestigios de su noble pasado. Después de la misa visitó detenidamente el Centro de interpretación con las Autoridades.

En todas las misas celebradas se rezó por el reposo eterno de su anterior Rector, Mn. Ermengol Donisa, fallecido el domingo anterior a los 86 años de edad. El obispo predicó sobre las lecturas del domingo XIV durante el año, animando a acoger en consuelo de Dios, a estar gozosos de ser hijos de Dios por el bautismo, a orar por las vocaciones al Dueño de los sembrados, y a acoger la llamada a ser evangelizadores, como los 72 discípulos del Evangelio, viviendo coherentemente la fe y sembrando la Paz del Reino que llega.