San Gil y Jornada de oración por el cuidado de la creación

El Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives presidió el día 1 de septiembre la fiesta de San Gil, que se celebra tradicionalmente en el Santuario-Basílica de la Virgen de Núria y que reúne a un buen número de autoridades y fieles para venerar a la Virgen y celebrar el tradicional día de los pastores que honran a su santo protector, San Gil.

La celebración eucarística, acto central del día, se celebró en la explanada de la basílica para facilitar la participación de los fieles y fue concelebrada por Mons. Vivas y por el obispo emérito de Niza, Mons. André Marceau, que fue también obispo de Perpiñán-Elna, y que estaba en el Santuario con un grupo de peregrinos franceses de su actual parroquia, Saillagouse, en la Cerdaña francesa. También concelebraron el Vicario General y Representante personal del Copríncipe en Andorra, Mn. Josep M. Mauri; el Secretario general del Obispado de Urgell, Mn David Codina; Mn. Gabriel Casanovas, Rector del Seminario diocesano de Urgell; los P. Jorge Armando Moncayo, administrador parroquial de Ribes de Freser y Vall de Núria; así como otros presbíteros de Cataluña y de la Cerdaña francesa. Asistieron los seminaristas y los cantos de la Misa fueron solemnizados por la coral parroquial de Ribes de Freser.

Los actos se iniciaron con la recepción de autoridades en la estación del cremallera de Ribes Vila, donde ya pudieron saludarse Mons. Vives y las autoridades civiles asistentes: el Vicepresidente del Gobierno y Consejero de Políticas Digitales y Territorio, Hble. Sr. Jordi Puigneró; la Presidenta de Ferrocarriles de la Generalidad, Sra. Marta Subirà; la Alcaldesa de Ribes de Freser, Ilma. Sraª. Mónica Sanjaume; el Presidente de la Diputación de Gerona, Excmo. Sr. Miquel Noguer; el Presidente de la Cámara de Comercio de Girona, Sr. Jaume Fàbrega; el Vicepresidente de la Cámara de Comercio de Girona, Sr. Jaume Guàrdia; y el Presidente del Consejo Comarcal de El Ripollès, Ilmo. Sr. Joaquim Colomer. En Queralbs se incorporó la Alcaldesa de este municipio, Ilma. Sra. Immaculada Constans.

A la llegada a Núria se visitó la nueva exposición "Queralbs y Núria una historia compartida en imágenes, Nicolau Comas un fotógrafo de los años 20", que fue presentada por su Comisario el también fotógrafo Sr. Toni Anguera. Después, en el Centro de interpretación, Mons Vives asistió al acto de entrega del galardón en Vall de Núria de “Establecimientos Históricos” de la Cámara de Comercio de Girona, que fue entregado por el Presidente de la Cámara de Comercio de Girona, Sr. Jaume Fàbrega a la presidenta de FGC, Sra. Marta Subirà.

A continuación se celebró la misa solemne con presencia de todas las autoridades y de los fieles asistentes, que llenaban la explanada delante del Santuario-Basílica.

Mons. Vives subrayó cómo celebrar la fiesta de San Gil el día 1 de septiembre tenía un valor fuertemente simbólico: el primer día de septiembre, después de vacaciones, comienza un nuevo curso pastoral, educativo, político, y pidió a la Virgen de Núria y a San Gil que ayudaran al pueblo de Dios a empezar de nuevo, recomenzar, renacer, resucitar, a la vida. Dios es creador y siempre hace renacer la historia humana. Animó a los fieles a rehuir todo pesimismo y desesperanza y confiar en Dios, que siempre nos acompaña en la vida. Animó a no “abaratar el sueño”, teniendo presente el tesón y empuje que consiguieron, hace 90 años, que se llevara el tren cremallera al Santuario de Núria bajo el impulso del Obispo Justí Guitart, entre otros.

Comentó que en la primera lectura proclamada, del profeta Jeremías, éste recordaba al pueblo desanimado, que "Dios prepara un futuro de esperanza". Al leer la vocación de Jeremías éste le dice a Dios que es demasiado joven y que no lo sabrá hacer y Dios le recuerda que “pongo mis palabras en tu boca” y le impulsa a ir adelante en la misión de ser portador de esperanza sin miedo a su juventud inexperta. El Arzobispo animó a todos los bautizados a ser portadores de esta esperanza que Dios nos da y en la Jornada de oración por el cuidado de la creación pidió saber valorar el gran don de la Creación, a respetar el medio ambiente y a ser constructores de una ecología integral que tenga en cuenta a todos los seres vivos, poniendo en el centro a la persona humana, especialmente, a los más necesitados: pobres, enfermos, tristes y desesperanzados. Animó a alabar a Dios en su creación y a la vez a saberla respetar y amar con los gestos del día a día que todos podemos hacer.

Recordando la carta de San Pablo a los Romanos exhortó a cuidar de los que tenemos cerca “venciendo el mal con el bien, enamoraos del bien, sed personas que se dan amor sin fingir”. Y terminaba la lectura, recordando que "la esperanza os llena de alegría". Por último, Mons. Vives glosó el Evangelio proclamado de Mateo 28, donde Jesús manda a los apóstoles “id y bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” indicando que la misión es para todos los bautizados que debemos colaborar con Él en el servicio y amor a los hermanos. Eso sí, Dios nunca nos deja solos para hacerlo, y nos da la fuerza del Espíritu Santo para superar las dificultades: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Al finalizar la celebración, el Vicepresidente del Gobierno y la Presidenta de Ferrocarriles dirigieron unas palabras de agradecimiento al Arzobispo y quisieron destacar cómo el Santuario de la Virgen de Núria siempre debe ser un lugar querido y cuidado por parte de todos, porque nos lleva a tener presente la creación y los valores más importantes de la existencia.

Seguidamente tuvo lugar la procesión con la imagen de la Virgen llevada por los pastores hasta la ermita de San Gil, mientras se cantaban los gozos de San Gil y de la Virgen de Núria. Ante la ermita el Obispo emérito de Niza, Mons. Marceau agradeció a los fieles la acogida que le prestaron y pidió la protección para todos ellos de María. El Arzobispo Joan-Enric quiso agradecer al P. Jorge Armando Moncayo que volverá el próximo mes de octubre a su diócesis originaria de Mocoa-Sibundoy, en la Amazonia colombiana, después de haber terminado sus estudios en Barcelona, su entrega pastoral al servicio de las parroquia de Vall de Ribes y Cerdanya. También dirigieron unas palabras el Presidente de la Diputación de Girona y la Alcaldesa de Queralbs.

La celebración acabó con el tradicional almuerzo de hermandad con los invitados.