Confirmaciones en Vielha (Valle de Arán)

El domingo 25 de septiembre en la iglesia de St. Miquel de Vielha, el Arzobispo Joan-Enric administró el sacramento de la Confirmación a 29 jóvenes de las Parroquias de todo el Valle de Aran. Concelebraron con el Arzobispo el Rector de Vielha y Arcipreste del Valle, Mn. Pere Balagué; Mn. Josep Amiell; Mn. Joseph Geethanfonkalan y Mn. David Codina. Solemnizaron los cantos la coral parroquial y participaron en la organización las catequistas de la parroquia que fue celebrada en castellano, catalán y aranés.

En su homilía el Arzobispo animó a los jóvenes confirmandos a hacer realidad en su vida el mensaje de las lecturas de la Palabra de Dios proclamadas. Jesús nos advierte de la necesidad de tener siempre en cuenta a los pobres, los enfermos, los necesitados y las personas que sufren y a no vivir encerrados y aislados en burbujas que nos pueden dar autocomplacencia pero que nos apartan de los demás. En este sentido animó a los jóvenes a tener los ojos y el corazón siempre abiertos para vigilar los peligros que pueden suponer las nuevas tecnologías con sus adicciones y les animó a ser jóvenes libres y desprendidos, llenos del Espíritu Santo que se les daba en plenitud ese día. Animó a todos los fieles a no ser encerrados ni indiferentes, sino acogedores, y lo concretó en aquel domingo en que se celebraba la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, y advirtió sobre no convertirnos en una Europa “balneario” de ricos, cerrados y viejos, que no aceptan a los recién llegados porque quieren mantener sus privilegios de riqueza. Por eso animó a los jóvenes a ser generosos, a compartir y dar lugar y espacio al otro. Finalmente les recordó cómo la plenitud del Espíritu Santo que recibían ese día en su confirmación debía empujarles a ser jóvenes comprometidos, testigos de Jesús en medio de su ambiente.

Al final de la Misa el Arzobispo regaló a los jóvenes “El Nau Testament” en lengua aranesa animándoles a que cada día pudieran leer un fragmento y anunció a la comunidad cristiana del Valle de Arán que Mn. Josep Amiell ya ha acabado de traducir toda la Biblia en lengua aranesa y que próximamente, con ayuda de particulares e instituciones, esperemos que se pueda publicar.

Al finalizar la celebración Mons. Vives saludó y habló con las catequistas de la parroquia a las que quiso agradecer su trabajo por la educación de los jóvenes.