Con motivo de la nueva edición del Misal en catalán

Los Delegados diocesanos de Liturgia piden que con motivo de la entrada en vigor de la 3ª edición en catalán del Misal Romano el próximo 1er El domingo de Adviento, tengamos presente, ministros y fieles, que debe significar una ocasión de reflexión y estudio sobre el sentido de la Liturgia y de su manera de celebrarla, no únicamente de los presbíteros, de los diáconos y de los equipos de Liturgia, sino también de todas las comunidades parroquiales y los grupos cristianos.

Habrá que advertir a los fieles que, además de varios cambios, nuevos textos y otras modificaciones, el nuevo Misal contiene dos cambios en los textos recitados por la asamblea de los fieles, uno importante en el Credo y uno pequeño en la respuesta a la invitación a orar, en el ofertorio, que no dejan de ser significativos.

1.- Cuando recitaremos el Credo nicenoconstantinopolitano, ya no se dirá más, como hasta ahora: “I en una sola Església, santa, catòlica i apostòlica”, sino que en adelante habrá que decir:

“I en l’Església, que és una, santa, catòlica i apostòlica.”

No perdamos la oportunidad de valorar y explicar los cuatro atributos del ser sagrado de la Iglesia (podéis mirar el Catecismo de la Iglesia Católica nn. 811-870).

2.- La segunda es un pequeño cambio para mejorar la redacción catalana de la respuesta de los fieles al “Pregueu germans...”, donde ya no diremos: “i també per al nostre bé i de tota la seva santa Església”, sino que en adelante más correctamente deberemos decir:

“... i també per al nostre bé i el de tota la seva santa Església.”

La Eucaristía siempre se celebra para el bien de quienes están en ese momento reunidos orando, pero también para el bien de toda la Iglesia santa “extendida de Oriente a Occidente”, según la famosa expresión de San Fructuoso de Tarragona.