Cáritas de Urgell presenta un piso de acogida transitoria en Tremp

El Presidente de Cáritas y Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives, presidió el acto de presentación del nuevo piso de acogida transitoria que Cáritas diocesana ha puesto en funcionamiento en la capital del Pallars Jussà, y que se llevó a cabo el lunes 28 de noviembre en el centro de atención de que dispone en Tremp.

Asistieron además del Director voluntario de Cáritas, Sr. Josep Casanova, la Coordinadora General de Cáritas, Sra. Marta Fortuny, la responsable del centro, Sra. Amanda Garcia, y un buen número de concejales del Ayuntamiento: Concejala de Bienestar, Cohesión social e Igualdad, Sra. Rosa Melines, y la Concejala de Comunicación y Participación ciudadana, Sra. Anna Martínez, además de los Concejales Sr. Jaime Catalán, Sr. Joaquín Mayoral y el Iltre. Sra. Silvia Romero, también Diputada en el Parlament de Catalunya. Con el Rector y Arcipreste del Pallars Jussà y el P. Antonio Facerias, también el Cura de la Academia de Suboficiales y el Arcipreste del Pallars Sobirà. Asistieron también voluntarios y muchos vecinos de la población que se hicieron presentes.

El acto de presentación se inició con las palabras de bienvenida y presentación del Director Voluntario de Cáritas diocesana, Sr. Josep Casanova, a los asistentes, una nutrida representación de autoridades, voluntarios, trabajadores. El Director puso de relieve que este es un piso que se añade a los otros dos ya funcionando en las poblaciones de Balaguer y La Seu d'Urgell, que han dado un resultado óptimo en cuanto al servicio que se puede dar a las familias y personas en un momento de crisis: "este es un piso que quiere dar una respuesta integral, mientras las familias no disponen de mecanismos propios para darle la vuelta a las circunstancias".

Acto seguido, Mons. Vives felicitó a la parroquia por la cesión de este piso, a veinte años, a Cáritas, un gesto que abre nuevas expectativas y opciones a personas reales que sufren. La Iglesia en Tremp ha sido siempre muy sensible hacia los que sufren y esta preocupación hizo que se materializaran, hace 500 años, una institución como la Fundación Fiella, que ha dado cobijo y apoyo a las personas mayores de forma continuada y que ha prestado un gran servicio a la sociedad. En este sentido reflexionó sobre la importancia de la Fundación, una de las de mayor historia de Cataluña que ha estado y sigue vigente en sus postulados iniciales de caridad cristiana; y sobre el difícil momento por el que se ha pasado en el último año, afianzó su apoyo y confianza en que las cosas se resuelvan adecuadamente para evitar más sufrimiento a las personas afectadas. El Arzobispo apuntó su satifacción de ver cómo las familias son ayudadas a través de una instalación como la de este piso, en el que se han invertido 13.000 euros para renovarlo y acondicionarlo, y para amueblarlo adecuadamente.

Se pudo ver un vídeo en el que se mostraba el antes y despues de la remodelación del piso, de cuatro habitaciones, y que puede albergar una o dos unidades familiares. En la vivienda se han realizado mejoras en la conducción de gas, se ha instalado una nueva caldera de agua sanitaria y caliente, se han renovado electrodomésticos, se ha pintado integralmente y se han realizado pequeñas reparaciones.

Y tuvo lugar una oración de acción de gracias dirigida por el Arzobispo pidiendo que este piso acoja con hospitalidad cristiana a quienes residirán, y que el amor y el respeto, el servicio a los vulnerables, fueran las divisas de Cáritas diocesana.

El piso es una solución para las personas en situación de vulnerabilidad máxima, en estancia limitada no superior a 6 meses, se ofrece desde Cáritas junto con soporte emocional y acompañamiento, formación laboral, ayuda en la gestión social. Las personas que viven allí son acompañadas en todo momento por un técnico responsable del proyecto, que también realiza funciones de supervisión.