Se restaura el retablo de San Cristóbal de Toses

El retablo barroco de la iglesia parroquial de San Cristóbal de Toses, en el Arciprestazgo de Nuria-Cerdanya, fue restaurado en una colaboración del Obispado de Urgell con el Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña. El retablo recuperó el emplazamiento original tras un laborioso proceso de restauración, en el mes de diciembre.

La actuación fue compleja porque la obra estaba en muy mal estado debido a un severo ataque de insectos que había debilitado el soporte de madera y muchas piezas se habían fraccionado. En 2008 se desmontó y se trasladó a la sede del CRBMC en Valldoreix, donde la restauración se ha prolongado entre los años 2014 y 2019. La intervención ha permitido desarrollar una labor formativa, ya que ha sido desarrollada con la ayuda de alumnos en prácticas y becarios de la especialidad de pintura y escultura sobre madera.

El retablo de Toses es un mueble de época barroca, probablemente de finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII, de autoría desconocida, formado por una serie de soportes estructurales en forma de cornisas con molduras y cabezas de ángeles, columnas, hornacinas y otros adornos de madera. La predela la decoran tres escenas que representan a San Francisco Javier, en el centro; la Verónica, a la derecha, y Cristo, a la izquierda.