Cáritas Andorrana está activa, dando sus servicios

Cáritas Andorrana continúa dando servicio a sus usuarios pero a consecuencia de la situación generada por Covid-19 ha modificado los mecanismos de cobertura de los servicios del ropero y del banco de alimentos. También cambia el horario de atención al público. Así, a partir del 31 de marzo será de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Además, para evitar riesgos de infección entre los usuarios, trabajadores y proveedores, se continuará priorizando la atención a través de los teléfonos: 806 111 y 339 815 y de la dirección electrónica Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Hay que remarcar que desde el inicio de esta situación provocada por Covid-19, Cáritas Andorrana ha continuado dando servicio a las personas y familias con necesidades, adaptando la actividad a las medidas de prevención y las recomendaciones de las autoridades sanitarias y del Gobierno de Andorra. Para evitar la movilidad de los usuarios y la transmisión a través de la ropa que se deja a los contenedores, tanto el banco de alimentos como el ropero limitan sus servicios, pero la cobertura de estas necesidades se gestiona a través de otros mecanismos, como la entrega de vales de compra de alimentos para diferentes centros comerciales y la entrega de ropa a familias que lo necesiten. Desde Cáritas se pide que no se deje ropa en los contenedores.

Cáritas se puso a disposición del Gobierno de Andorra desde el principio de la crisis para todo aquello en que la entidad pudiera ayudar. Así, Cáritas está en coordinación con los técnicos del Ministerio de Asuntos Sociales, Vivienda y Juventud con el fin de optimizar los recursos, evitar duplicidades y llegar a toda la población en situación de necesidad.

Cáritas Andorrana también ha dado respuesta a las demandas específicas producidas por esta situación y ofrece las soluciones personalizadas para cada caso, aprovechando los recursos existentes y en funcionamiento.

Desde Cáritas Andorrana, también se destaca la colaboración que se lleva a cabo entre las entidades y ONGs del país para complementar servicios y unificar esfuerzos, canalizando la solidaridad de la sociedad andorrana, que ya está dando su apoyo para "ayudarnos a ayudar "ante esta pandemia. En este sentido, desde Cáritas anima a toda la sociedad andorrana a hacer aportaciones al Fondo de Solidaridad, promovido por el Gobierno para hacer frente a las necesidades derivadas de la lucha contra la Covid-19.

También en la despensa de Cáritas parroquial de Sant Julià de Lòria continúan efectuando la donación de alimentos a las familias que ya tienen localizadas. Lo hacen "de manera muy discreta", asegura su presidente, Jordi González. Además, se han tomado muy en serio la necesidad de preservar a los 60 voluntarios con que cuenta Cáritas laurediana y que "se queden en casa". González explica que ahora gestiona él personalmente la despensa solidaria con las medidas de protección adecuadas. La despensa solidaria de Sant Julià atiende entre cuarenta y cincuenta familias, algunas de las cuales se encuentran "en situación crónica" de pobreza.

Según Jordi González, la solidaridad está apareciendo con fuerza durante esta crisis sanitaria y "todo el mundo se pone las pilas". "La humanidad aflora en estos casos", concluye.