Fiesta de la Virgen del Carmen con las Carmelitas de San José

El día 16 de julio, fiesta de la Virgen del Carmen, el Arzobispo de Urgell presidió la Eucaristía que reunió las Religiosas de la Comunidad de Carmelitas de San José de la Residencia de la Inmaculada (Tartera en Prats i Sansor, comarca de la Cerdanya). Concelebró el Cura de la Residencia, Mn. Enric Bonet.

El Arzobispo comentó la devoción tan querida a la Virgen del Carmen y el monte Carmelo y cómo la primera lectura proclamada en ese día presenta al profeta Elías visionando la llegada de la fecundidad de la lluvia después de la gran sequía, a través de una pequeña nube sobre el mar, que hace referencia a María que nos trae la lluvia de la salvación que viene por Cristo. El profeta sólo puede ver la nube después de perseverar 7 veces. Debemos perseverar en nuestra oración si queremos encontrar a Jesús en nuestra vida. Y aún con la segunda lectura hablando de la Encarnación de Jesús "nacido de una mujer bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la Ley", haciendo referencia a María. Y en el Evangelio Jesús presenta a María como la Madre de la Iglesia: «Aquí tienes a tu hijo... Aquí tienes a tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa" (Jn 19,26-27). Estas palabras del Señor iluminan profundamente el misterio de la Cruz. Esta no representa una tragedia sin esperanza, sino que es el lugar donde Jesús muestra su gloria y deja sus últimas voluntades de amor, que se convierten en las reglas constitutivas de la comunidad cristiana y de la vida de todo discípulo. En este sentido el Arzobispo glosó cómo en la actual pandemia causada por el Covid-19 sentimos las limitaciones de la vida humana, del conocimiento científico y de tantas falsas seguridades, y cómo hemos visto que necesitamos confiar en Dios.

En la Eucaristía se rezó también por los marineros y la gente vinculada al mar, así como para todos los Carmelitas del mundo, y se dio gracias a Dios por los 65 años de vida religiosa de la Hna. Petra de la Comunidad de Carmelitas de San José.