Celebración de la Fiesta de San Gil en Nuria

El Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, presidió la Fiesta de San Gil, que se celebró el día 1 de septiembre en el Santuario-Basílica de la Virgen de Nuria, este año marcada por la crisis sanitaria actual con todas las medidas de seguridad y prevención establecidas por las Autoridades. Asistieron a la celebración Eucarística el Vicepresidente de la Diputación de Girona; el Presidente del Consejo Comarcal del Ripollès; el Presidente de Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña; la Alcaldesa de Ribes de Freser; la Concejala de Queralbs en representación de la Alcaldesa; así como los pastores y amigos de la Virgen de Nuria.

Los actos de la jornada se iniciaron en la estación de Ribes-Vila donde se presentaron las nuevas validadoras en las estaciones de Vall de Núria y el Sr. Toni Casals explicó los nuevos sistema de entrada. Las Autoridades subieron hasta el Santuario-Basílica con los nuevos trenes MGB y pudieron escuchar la nueva audioguía que mejora las explicaciones de los pasajes que se dirigen al Santuario.

Al llegar al Santuario de Núria las Autoridades se dirigieron al nuevo Teleférico de la Coma del Clot donde el Director de Turismo y Montaña, Sr. Toni Sanmartí, explicó las características y capacidad del nuevo Teleférico. Después subieron con el teleférico y les explicaron la ruta de los Puentes históricos con las correspondientes explicaciones sobre la rehabilitación del Trampolín de Salto de esquí. Al llegar al Santuario, en el Centro de interpretación, visitaron la exposición de carteles antiguos artísticos sobre el Valle de Núria.

En la celebración eucarística, Mons. Joan-Enric Vives glosó cómo la fiesta de San Gil nos recuerda que no estamos solos ni dispersados ​​ni abandonados; tenemos un pastor, Cristo, el Buen Pastor, que nos guía en medio de las dificultades de la vida, también en la actual pandemia. Subrayó cómo cada uno de nosotros es también pastor porque debemos "cuidar de los otros" tal como nos lo ha demostrado la crisis sanitaria actual. donde se ha puesto de manifiesto la importancia de la tarea de cuidado de los sanitarios, del personal médico y de todos aquellos que con su trabajo humilde y discreto han permitido mantener los servicios básicos esenciales.

El Arzobispo glosó cómo San Gil nos dio la imagen sagrada de la Virgen de Nuria, Patrona de la Diócesis de Urgell, que nos da a su Hijo, Jesús, que lleva el Evangelio y la bendición. La Mare de Déu de Núria anem-la tots a visitar! cantan los gozos que con alegría siempre cantan los fieles. El Arzobispo animó a "visitar espiritualmente" a la Virgen, a buscarla, en medio de las dificultades de la vida. San Gil nos lleva tres cosas más: la olla por los pastores, símbolo de la comunión y solidaridad entre todos nosotros; la cruz, símbolo de la muerte y resurrección de Jesús, misterio central de la fe cristiana; y la campana símbolo de la voz del cielo que estamos llamados a escuchar.

Después de la Misa este año no tuvo lugar tradicional procesión a la ermita de San Gil por seguridad, y el Presidente de Ferrocarriles de la Generalitat Sr. Ricard Font fue invitado por parte del Arzobispo a dirigir unas palabras a los fieles, donde destacó la buena sintonía entre el Obispado de Urgell y Vall de Núria para que el Santuario-Basílica se convierta en un referente espiritual, cultural y sostenible con el medio ambiente en la línea de lo que el Papa Francisco pide en su encíclica "Laudato si". Y hizo memoria de las mejoras realizadas y de los nuevos proyectos.

La celebración cerró con el canto gozoso de los gozos a la loor de la Virgen de Nuria a quien encomendaron especialmente a todos los fieles.