Muere Mons. Francesc X. Ciuraneta, obispo emérito de Lleida

El día 11 de noviembre, Mons. Francesc Xavier Ciuraneta Aymí, obispo emérito de Lleida, murió en su domicilio de Palma d’Ebre (Tarragona) a la edad de 80 años, cuidado muy amorosamente por su familia desde su jubilación a los 67 años debido a enfermedad. Fue obispo de Lleida entre 1999 y 2007.

Mons. Ciuraneta nació el 12 de marzo de 1940 en la Palma d’Ebre, comarca de la Ribera de Ebro, provincia de Tarragona y Obispado de Tortosa.

Fue ordenado sacerdote el 28 de junio de 1964 en Tortosa. El 12 de junio de 1991 el Papa Juan Pablo II le nombró obispo de la diócesis de Menorca y el 14 de septiembre recibió la ordenación episcopal en la Catedral menorquina. El 29 de octubre de 1999 fue nombrado obispo de Lleida, tomando posesión el 19 de diciembre del mismo año en la Santa Iglesia Catedral. El día 8 de marzo de 2007, el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia por motivos de salud, de acuerdo con el canon 401, 2, del Código de Derecho Canónico.

Durante su pontificado, se hizo el nuevo edificio de Cáritas diocesana, la remodelación de la Academia Mariana y la construcción de la Casa de Espiritualidad, las parroquias de Santa Teresa Jornet y de San Antonio María Claret, ambas en la ciudad de Lleida. Mons. Ciuraneta fue el alma e impulsor de la obra histórica "Arrels cristianes de Lleida".

En 2007 recibió la Cruz de Sant Jordi por parte de la Generalitat de Cataluña. También este año recibió la Medalla de la Ciudad de Lleida por parte de la Paeria por el "papel importante que ha tenido para la ciudad en muchos ámbitos, como la recuperación de la Academia Mariana y en su trayectoria pastoral y científica a el Instituto de Ciencias Religiosas (IREL) ".

Preocupado por la transmisión de la fe con sus escritos y palabras llegaba al corazón de los fieles. Trabajó mucho para la recuperación del patrimonio artístico de la diócesis de Lleida dedicando muchos esfuerzos y superando grandes dificultades.

La Misa exequial fue el 12 de noviembre a las 16.00 horas en la Catedral de Lleida donde recibió sepultura.