Bajo el lema "Llamados a dejar un mundo mejor", la tercera jornada interdiocesana de pastoral juvenil, organizada por el SIJ y celebrada el pasado sábado 18 de febrero, centró su mirada en torno a la encíclica del papa Francisco Laudato Si.
El delegado de juventud del obispado de Sant Feliu, en una primera intervención, hizo un resumen interesante de la encíclica, destacando la casa común que es la naturaleza de la que todos formamos parte. Los cristianos tenemos el compromiso, no sólo de respetar la obra de Dios sino de mejorarla y protegerla.
Posteriormente, Albert Bosch, aventurero de reconocido prestigio, el único hombre que ha atravesado solo la Antártida, ha subido la cima más alta de cada continente, entre ellos el Everest, participando de numerosas travesías de resistencia, etc., explicó, de una manera experiencial, emotiva y expresiva, no sólo su experiencia aventurera sino su conversión como embajador de la naturaleza. Como él mismo dice, ecoaventurero, subrayando el compromiso vital con la denuncia de mal que el ser humano está haciendo y de la capacidad que desde el deporte se puede hacer para sensibilizar a tantas personas.
Después de comer, los participantes disfrutaron de unos talleres con la naturaleza como eje vertebrador: la experiencia de desierto, el escultismo y naturaleza y espiritualidad.
Antes de finalizar la jornada con una oración, se compartió con los presentes la guía del cristiano ecológico, unos puntos, basados ​​en la Laudati Si, que son un paso adelante de compromiso ante una naturaleza que necesita como nunca una ayuda urgente e inmediata.