Inicio de la Cuaresma

El Miércoles de Ceniza, día 6 de marzo, se inició con solemnidad la Santa Cuaresma con el signo litúrgico de la imposición de la ceniza como señal de arrepentimiento y de conversión.

La celebración que se llevó a cabo en todas las parroquias de la Diócesis, reunió muchos fieles. En la Catedral de Sta. Maria de La Seu de Urgell, fue presidida por el Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives, con la presencia del M.I. Capítulo y otros sacerdotes de la ciudad. El Decano del Capítulo, Mn. Xavier Parés, impuso la ceniza al Sr. Arzobispo, el cual exhortó a los fieles a vivir con intensidad el tiempo cuaresmal que nos prepara para celebrar la cumbre del año litúrgico, el Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. A través de la oración, el ayuno y la limosna nos tenemos que preparar para convertir nuestro corazón. El Arzobispo glosó a los fieles el Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de este año, que nos invita a creer en la fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón con sus consecuencias en la Creación.

Finalmente, tal como habían exhortado los Obispos de Cataluña, rezó y pidió oraciones de una manera especial por las víctimas de los abusos sexuales, de poder o de confianza por parte de algunos ministros de la Iglesia y pidió que el Iglesia arrepentida y restaurada por Cristo sea siempre un lugar seguro para los menores.

Después de la homilía fueron bendecidas las cenizas se impusieran a los fieles.