Encuentro con los sacerdotes del Arciprestazgo de los Valles de Andorra

El lunes 8 de abril el Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, inició lo que será una serie de encuentros con todos los sacerdotes de la Diócesis, para conocer su vivencia ministerial, sus ánimos, las dificultades y los retos con que se encuentran, y poder exponer algunas prioridades para la comunidad Diocesana. Por eso se reunió en Canillo, en la Casa de Colonias de AINA con todos los sacerdotes del Arciprestazgo de los Valles de Andorra que ya tradicionalmente celebran sus reuniones arciprestales mensuales en este lugar. Esta era la primera de una rueda de encuentros con los sacerdotes por los 8 Arciprestazgos de la Diócesis para conocer de primera mano sus ilusiones y retos en el momento actual de su ministerio presbiteral.

Los presbíteros con el Arcipreste de los Valles, Mn. Ramon Sàrries y el Rector de Canillo y Cura Custodio del Santuario, Mn. Ramon Rossell, acogieron al Arzobispo, que se interesó por la situación personal de cada presbítero y por lo que le ilusionaba más de su ministerio sacerdotal en estos momentos, así como las dificultades y retos de futuro que veía en el ejercicio de su ministerio. En una hermosa sinfonía fraterna los sacerdotes pudieron aportar de forma bien directa ante su Padre y Pastor lo que libremente querían comunicar, y manifestarle sus ilusiones y angustias y las sugerencias pastorales que creían que la Diócesis debía afrontar en los próximos años.

Una oración a la Virgen María bajo la advocación de Meritxell y una comida compartida en la Casa de Colonias AINA concluyó un encuentro que fue muy bien valorado por todos los participantes.