El lunes 2 de septiembre el Arzobispo Joan-Enric Vives y Mn. Anto Pallikunnen con los sacerdotes de Andorra presidieron una eucaristía funeral en St. Esteve de Andorra la Vella por el alma de la madre de Mn. Anto, la Sra. Elisabeth Pallikunnen, que se durmió en la paz de Cristo en Kerala (India) el pasado día 5 de agosto, a los 84 años de edad. Había tenido 7 hijos y el mayor es Mn. Anto, presbítero. Gran cristiana y gran devota de la Virgen del Perpetuo Socorro.

Se reunieron muchos fieles de diversas parroquias andorranas para mostrar a Mn. Anto su pésame y su apoyo, orando por su madre. Al final de la misa fue el mismo Mn. Anto quien agradeció estas muestras de fraternidad del obispo, los presbíteros y los fieles, y recordó que estaba muy gozoso y agradecido por la acogida recibida en el Obispado de Urgell y el Principado de Andorra, ahora que se cumplen los 10 años de su llegada al país. Y que quería estar siempre a punto para la obediencia desde la confianza en la Providencia divina.

Mons. Vives en la homilía comentó las lecturas proclamadas, que hablaban de la liberación que viene a llevar a Cristo, lleno del Espíritu de Dios y cómo la resurrección del Señor es esperanza cierta de resurrección para los que creen en Él, y que esperan velando su venida.

En el cielo esté esta buena cristiana y madre de un sacerdote de nuestra Diócesis.