El Arzobispo emérito de Tarragona Mons. Jaume Pujol preside la Fiesta Mayor de Guissona

Guissona celebró los pasados ​​7 y 8 de septiembre su Fiesta Mayor, en honor de la Patrona de la población, la Virgen del Claustro. Los actos y celebraciones litúrgicas fueron presididas por el Arzobispo emérito de Tarragona, Mons. Jaume Pujol Balcells, hijo de la Villa.

El día 7 tuvo lugar el final de la Novena a la Virgen del Claustro con el canto solemne de las vísperas y Eucaristía. El domingo, Festividad de la Natividad de la Virgen, se celebró la Eucaristía, con gran participación de fieles y cantada por los coros parroquiales católico y de la comunidad ucraniana de Santa María de Guissona.

En su homilía el Arzobispo Pujol hizo un recorrido de la vida de María desde su "sí" al plan salvífico de Dios, hasta la vivencia del Resucitado. Los evangelios canónicos no nos hablan de su nacimiento aunque los apócrifos si hacen mención, pero la comunidad creyente asumió muy pronto esta celebración. María dijo "sí", con miedo y dudas a la propuesta de Dios; un sí que fue fiel en el silencio y acompañamiento de Jesús en la infancia y en su vida pública; estuvo al pie de la Cruz convirtiéndose la Madre de la Iglesia y, sobre todo, estuvo presente en la comunidad creyente en la oración.

Después de la Eucaristía se hizo el saludo a la Virgen del Claustro y el Arzobispo Pujol saludó a los feligreses. Y a continuación compartió la comida de hermandad con los sacerdotes de la Parroquia de Guissona.

El lunes presidio de nuevo la Misa que se celebró en la capilla de San Plácido, copatrón de la Parroquia, haciendo recuerdo de los fieles difuntos.