Profesión perpetua en el Instituto de Hermanas la Sagrada Familia de Urgell

El día 21 de septiembre, en la iglesia de la Residencia de la Sagrada Familia de Urgell de La Seu d'Urgell, cerca de donde reposan los restos de la Beata Ana María Janer, la Hermana Marcela Cornejo García, con gran alegría, se consagró perpetuamente al Señor, mediante los Votos de Pobreza, Castidad y Obediencia. Fue en una Eucaristía muy vivida y bien preparada, acompañada de un buen número de Hermanas de la Congregación, Animadores de la Pastoral en los Centros de la Congregación, amigos y compañeros en el trabajo que ha desarrollado en el hogar de estos cinco años de vida consagrada y la presencia espiritual de sus padres y familia, de los que ha recibido siempre todo su apoyo para seguir este camino de entrega a Dios y a los hermanos más débiles.

Una solemne procesión de entrada, formada por religiosas de la Congregación y con la presencia de la Hermana Victoria Bertran, Consejera General de la Región de Cervera y como representante de la Hermana General, Laura Garione, que junto con Mn. Ignasi Navarri, Vicario General y Rector de la Parroquia Sant Ot, acompañaban a la Hermana Marcela Cornejo, se dirigió hacia el altar mientras se cantaba. También estuvo presente la Secretaria General y primera Consejera, Hermana Aida López. También concelebró la Eucaristía el Rector de la Parroquia de Cervera, Mn. Xavier Romero, donde la Hermana Marcela estará destinada a partir de ahora, en la Casa Caridad.

Con una monición de entrada muy bonita y significativa, de acción de gracias a Dios, que la llamó y a sus padres que en todo momento la acompañaron, así como a la Congregación de Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell que la acogió y la ayudó a seguir el Carisma que Anna Maria Janer desveló en la Hermana Marcela, comenzó la Eucaristía.

Tras la homilía tuvo lugar el rito de su profesión religiosa de votos perpetuos con los Votos de pobreza, castidad y obediencia, según las constituciones de las Hermanas de la Sagrada Familia de Urgell.

A continuación tuvo lugar la Bendición Solemne o Consagración de la Profesa, arrodillada ante el sacerdote que con las manos extendidas sobre su cabeza, la bendice con una oración del Ritual muy bonita y emocionante.

Después la Consejera General, expresó con unas palabras, que la Profesa había sido incorporada para siempre a la familia religiosa.

Después de la Eucaristía, una merienda-cena fue como un cierre de oro de los Votos Perpetuos de la Hermana Marcela.