Primera edición en Cataluña del Tren Misionero

Con la alegría de ser "bautizados y enviados", se reunían en la Abadía de Santa María de Montserrat más de 400 personas provenientes de casi todas las diócesis con sede en Cataluña, para "subir" al Tren Misionero, actividad de animación misionera con la que se ha querido poner de relieve el Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco.

La actividad del Tren Misionero tuvo lugar el 19 de octubre, víspera de la Jornada conocida como Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND), y fue promovida por la Conferencia Episcopal Tarraconense a través de sus Delegaciones Diocesanas de Misiones y coordinada por la asociación "Cristianos Sin Fronteras".

De Urgell llegaron 176 participantes de las parroquias de Encamp, Escaldes-Engordany, La Seu d'Urgell, Ponts, Balaguer, Guissona y parroquias de Cerdanya.

La jornada transcurrió con varios momentos, como grupos de reflexión para niños y jóvenes sobre qué es la misión y qué es ser misionero, animación musical, testimonio del misionero Mn. Joan Solé, de la Diócesis de Girona, envío misionero de todos los participantes y tiempo para compartir.

El acto central fue la celebración de la Eucaristía en el Santuario-Basílica, presidida por Mons. Enric Benavent, Obispo de Tortosa y Presidente de la comisión episcopal de Misiones de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Concelebraron los Arzobispos de Barcelona y Tarragona; los Obispos auxiliares de Barcelona; el Obispo de Sant Feliu de Llobregat; el Obispo de Vic y el Obispo de Lleida además de un buen grupo de sacerdotes.

En su homilía el Obispo Benavent destacó cómo todos los bautizados hemos de sentir el anhelo misionero que nos empuje a ser amigos de Jesús y a dar testimonio con nuestra palabra pero sobre todo con nuestra vida. Animó a valorar el trabajo de tantos y tantos misioneros extendidos por todo el mundo y a saberlos apoyar con nuestra ayuda y nuestra oración.

La valoración de la peregrinación por parte de los organizadores fue muy positiva y se espera poder repetir la experiencia, que dejó los participantes con mucha alegría y agradecimiento.